UP

EL ESPÍRITU AVENTURERO NO TIENE EDAD.

“¡La aventura nos aguarda!”

-Ellie Fredricksen-

UP. Película de nuestra queridísima Pixar que no te cansas de ver. Es por eso que me decidí a verla ayer por la noche por tercera o cuarta vez. Una vez más, esta película ha hecho aflorar en mi varios sentimientos durante su aproximada hora y media de duración.

UP es una de esas obras maestras que te deja claro que va a dejar una huella en ti.  Y te lo muestra en unos míseros 10 minutos iniciales. 10 minutos de cine mudo. Simplemente un derroche visual y una historia por contar que no necesita el apoyo de las palabras, sino que el amor que desprende la relación a través de los años entre Carl y Ellie habla por él mismo. Al final de esta magnífica introducción rebosante de sentimientos, si no es que tienes un corazón de piedra, alguna lágrima se te cae y como consecuencia, maldices a Disney-Pixar.

Esta obra nos cuenta la historia del testarudo anciano Carl. Éste, junto a su mujer Ellie, siempre ha soñado con ser un gran explorador como su ídolo Muntz, y irse a vivir a las Cataratas del Paraíso. Pero a medida que la vejez le acecha, este sueño queda más y más lejos. Sin embargo, Carl decide dejar todo atrás, y ir con su casa camino a Venezuela. Pero no esta solo, sino que para su suerte o desgracia, Russell, el intrépido y revoltoso explorador, se une a la travesía.

La relación que se va formando entre éstos, cada vez es mas estrecha, aunque Russell saque de quicio a nuestro viejecito. Por lo tanto no puedo evitar encontrar una similitud con Gran Torino en este aspecto, y queramos o no, eso gana puntos.

A medida que avanzamos, la película nos introduce nuevos personajes como Dug, el perro parlante, o Kevin, la extraña avestruz adicta al chocolate. Éstos complementan a nuestros protagonistas para que el viaje sea aún mas divertido si cabe y no sea un mero viaje aventurero. Digo esto ya que la película nos muestra a Muntz con unos cuantos años encima, pero éste se ha vuelto obsesivo y malvado.

UP tiene un guión redondo, ya que relaciona a Muntz con Kevin y Dug, y a su vez con la historia de Carl y Ellie, siendo así un circulo cerrado. Además Carl ve a Muntz como su reflejo en el caso de que hubiese ido por un mal camino. Por eso el film concluye con un final para el malvado explorador repleto de metáforas.

Referente a su apartado visual, es increíblemente bonita, remarcando a Kevin y el entorno de las cataratas venezolanas. Ya que estas últimas están recreadas a la perfección, gracias al equipo de producción que fue a investigar el lugar.

Tampoco faltan toques de humor sutiles cuando la ocasión la merece, sólo hay que observar a los perros piloto, Russell o Dug y la ardilla.

Me gustaría acabar diciendo que UP es uno de los “pequeñuelos” que ha creado Disney-Pixar favoritos tanto por su guión, animación y personajes. Así que ya sabéis, dejaros llevar por la historia de Carl y su aventura. Y si sois de lágrima fácil, cogeros un paquete de Cleenex para los minutos iniciales de la obra. De nada.

NOTA: 8,5

Anuncios

Un comentario Agrega el tuyo

  1. wachovsky dice:

    en la critica de cine no veo ejemplares de Checoslovaquia, cine irani o frances ¿todo tiene que ser basura hollywoodense? se ira por un caño hacia el pozo ciego de nuestros desechos organicos como la vida de Jobs y su empresa Pixar todo lo que hagan en California

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s