CRÍTICA FLASH: GRAVITY

MAMÁ, YA NO QUIERO SER ASTRONAUTA.

Uno de los mayores miedos del ser humano es la soledad, y con Gravity podemos tener una gran aproximación de lo que supone realmente.

Con poco que contar a través de su guión, se apoya en los sentimientos que te produce durante su visionado. Sandra Bullock y el señor del Nespresso  y ‘What Else’ se enzarzan en una aventura que únicamente sirve como punto de apoyo para los acontecimientos que encenderán la mecha de la futura soledad de la Dra. Ryan Stone.

Gravity tiene un gran punto fuerte que nos hace empatizar con Sandra Bullock. Los efectos especiales. Sí, una de esas historias en que los efectos especiales se utilizan con un propósito real acorde con la trama para así dejar de ser un mero producto que esconda lo mala que es una película. Ejem ejem..Transformers.

Junto a estos grandes efectos especiales que hacen rememorar en ciertos momentos a 2001: Odisea en el espacio, encontramos una fotografía apabullante, demostrando la inmensidad y oscuridad del espacio en todo su esplendor. Y como no, a manos de Emmanuel Lubezki. Además de una banda sonora que acompaña a estos planos dándoles una mayor profundidad y una sensación de vacío y angustia muy incómoda.

A pesar de todo, la película pierde fuelle cuando algunos que otros errores científicos se ven claramente, supongo que por descuido de Alfonso Cuarón. Además, el tío del Nespresso peca de optimismo en muchas ocasiones, haciendo perder así un poco la empatía que tenemos hacia la Dra. Stone.

Una buena historia que os pondrá los pelos de punta y se os olvidará eso de ser astronautas. Eso sí, miradla en buena calidad, gana muchísimo.

NOTA: 7,5

 

 

Anuncios

12 comentarios sobre “CRÍTICA FLASH: GRAVITY

  1. Bueno, por partes, los FX y la actuación de Sandra están fuera de toda discusión. En cuanto a la historia, por gustos, a mi me convence más la del marciano; Gravity la veo más como un episodio o un medio metraje, es decir, una historia o relato corto y estirarlo a hora y media recreándose en la fotografía y unos excelentes efectos especiales me parece un poco fraude; Para que se me entienda mejor (conste que es mi opinión), es como ir a un concierto y que la banda de turno, que por cierto toca muy bien, nos deleite sólo con media docena de temas extendidos para llenar el tiempo de su actuación 🙂

    Le gusta a 1 persona

    1. Primeramente he de decir que aún no he visto Marte, pero me han comentado que es un poco irreal.
      Por otra parte, pienso igual que tú en que es como un mediometraje, porque la trama no es que avanze demasiado ni tenga mucha ‘chicha’.
      Por lo demás pensamos bastante igual, y tu metáfora me ha parecido increíble jajaja 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s