BUSCANDO A DORY

el

2016 ES EL NUEVO 2003

Os acordáis cuando eramos unos enanos que se pasaban horas y horas delante de la caja tonta viendo cualquier cosa que llevase la marca Disney-Pixar? Empezando con Toy Story, pasando por Bichos y Monstruos S.A. , hasta llegar a nuestro amigo Nemo. Me acuerdo de estar como loco con aquel mundo submarino y sus personajes. Nemo, Dory, Marlin, Crush, Bruce, etc. Los adoraba. Y creo que es una sensación que en 2016 he podido vivir de nuevo. Eso sí, ha afectado el factor nostalgia?

Esta vez tenemos a Dory como plato principal, pudiendo dar un mayor juego debido a su falta de mem…¿Qué estaba diciendo?.

Buscando a Dory es lo que todos los que convivieron con Nemo buscaban y lo que los pequeños de la casa necesitaban. La película es una secuela perfecta a la vez que una predecesora ejemplar, explicándonos los comienzos de Dory al mismo tiempo que continua la historia de Buscando a Nemo. Y nunca teniendo malas sensaciones en estos saltos temporales, puestos al milímetro con suma inteligencia.

Una mezcla de sentimientos es lo que nos aborda esta increíble travesía marina. Nostalgia, felicidad, emoción, tristeza, superación, entre otras cosas que no recordaría nuestra amiga azul. Además, la amistad y la familia junto a todo lo anterior es lo que hace de esta historia algo especial y único, no visto en su entrega anterior.

Estos valores se ven reforzados por todos los personajes que podemos ver en esta entrega. Desde el primero hasta el último, por muy pequeña que sea su aparición en pantalla, deja huella en nosotros. Eso es un trabajo realmente bien hecho, consiguiendo que personajes como Becky, Hank, Destiny, Bailey, Squirt y mi gran y querido Gerald (el cual me provocó llorar de la risa en la sala), sean imprescindibles en la película cumpliendo a la perfección su cometido. Tanto como hacerte reír en un momento de tensión como ser la ayuda que necesita Dory para resolver un problema.

Por último, en la recta final de la película, esta se vuelve un caos organizado y cohesionado, muy parecido al que pudimos encontrar en su momento en el aeropuerto de Toy Story 2.

Una escena de acción trepidante que dura alrededor de unos 10-15 minutos. Las diferentes “habilidades” de cada uno de los personajes se complementan para llegar a un fin común. Un broche de oro para una película que ha nos ha mantenido en tensión durante 103 minutos.

Gracias Disney y Pixar por deleitarnos con esta película. Nostalgia y genialidad se han juntado.

Seguid nadando.

NOTA: 8,5

Anuncios

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. ¿Lo es? Cuando vi el trailer me dio la sensación de que era un Buscando a Nemo, pero con Dory. Misma historia, etc.

    Le gusta a 1 persona

    1. deparki dice:

      Me gustó más que Nemo. Es más inteligente y trasmite más valores que su antecesora. Además, es realmente graciosa a la par que emocionante! 🙂

      Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s