LA MATANZA DE TEXAS (1974)

EL ANTECESOR DEL SLASHER

Todo tiene un inicio, incluso los géneros y subgéneros del cine. Como bien imaginareis esta vez os hablo del slasher, ya nombrado otras veces en el blog con películas como Deathgasm o en bastante menor medida Planet Terror. A lo largo de los años este subgénero del terror ha ido evolucionando y adaptándose al medio, pero, cuales fueron sus comienzos?

Películas como Psicosis (Alfred Hitchcock, 1960), Blood Feast (Herschell Gordon Lewis, 1963) y Dementia 13 (Francis Ford Coppola, 1963) fueron las predecesoras que ayudaron al nacimiento de este subgénero. Sin embargo, el slasher se consolidó y comenzó a brillar con obras como Halloween (John Carpenter, 1978), Black Christmas (Bob Clark, 1974) y la que hoy os vengo a comentar. La matanza de Texas (Tobe Hooper, 1974).

Resultado de imagen de la matanza de texas 1974

Es innegable tal y como he dicho que esta cinta es una precursora, pero esto la hace instantániamente una obra de culto?

La matanza de Texas no es una obra maestra. Es realmente sorprendente y adelantada a su época, pero es inevitable obviar sus fallos y descuidos. Aún así, los fallos que pueda comentar a continuación se ven eclipsados por sus virtudes.

5 jóvenes con pelos crecidos en sus partes nobles se aventuran en un viaje en furgoneta, pero debido a su predilección por los autoestopistas, sus ganas de explorar y su tardía inocencia, no vivirán precisamente una historia feliz y inolvidable. -Bueno, eso último quizás sí, pero no para bien.-

Una trama a simple vista facilona, pero viendo pasar los minutos, vemos que hay metáforas y guiños dentro de la propia historia. Con un intento de crear tensión y empatía con los protagonistas, La matanza de Texas peca de tediosa durante los primeros 45 minutos, ya que no ocurre nada. Que sí, que es necesario esa introducción con el autoestopista, la gasolinera, la metáfora con el ganado vacuno… Pero realmente favorece la duración de todo esto? No.

Resultado de imagen de texas chainsaw massacre leatherface

Una vez pasado el ecuador de la película esta comienza a ponerse cada vez más interesante. Leatherface, el maníaco con motosierra que todos conocemos, entra en escena y hace de las suyas. No obstante no se deja ver demasiado desde un principio, creando incertidumbre y dejándonos con la miel en los labios. Aquí es donde sí han hecho un buen trabajo de mantener el punto justo de tensión.

Leatherface va pasando lentamente por cada uno de los protagonistas para hacerles mimos made in carnicero. Un agobio constante que al llegar a los minutos finales pega el último empujón para alcanzar la cúspide del miedo y la locura en Texas.

Con alguna que otra sorpresa nos encontramos en el desenlace de esta historia, donde Tobe Hooper logra unas maravillosas secuencias con primerísimos primeros planos de miedo, valga la redundancia. Las venas de los ojos, las bocas en plena carcajada, las pupilas dilatadas y un largo sinfín de detalles con un gran peso argumental.

Resultado de imagen de la matanza de texas 1974

Un festín de sensaciones que consiguen inculcarnos miedo a través de la fotografía tan lograda y esa ambientación tan tétrica y macabra.

A pesar de tener unas muy buenas ideas y hilarlas de forma considerable, no te engancha hasta bien entrado en materia. Que se le va a hacer, ha sido una pionera y una base para muchas películas posteriores, no todo podía estar de 10.

Aún con todas, merece mucho la pena verla, ya que después de 42 años sigue siendo mucho mejor que ciertos slashers de pacotilla que podemos encontrar.

NOTA: 7

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s