LA CHICA DEL TREN

THRILLER PARA SIESTA

Hace ya bastantes días que fue la fiesta del cine, y como no, me pasé a observar que podía ver esa tarde de Lunes. Fue Snowden? No, esa la iría a ver al día siguiente. Inferno? No, me quedé realmente con las ganas. Y ahí estaba, una película de la cual a priori autodenominé como un thriller con Emily Blunt. La chica del tren.

Que me iba a deparar esa historia? Lo único que sabía era que días atrás había visto el tráiler y en un ínfimo rincón de mi cabeza se asomó la idea de que podía ser algo parecido a Perdida. Pues bien… cerebro caca! cerebro no engañes!

Resultado de imagen de LA CHICA DEL TREN pelicula

La historia cruzada de 3 mujeres es el motor que mueve toda esta maquinaria. Rachel, Anna y Megan. Rachel Watson es nuestra protagonista totalitaria e indiscutible, en la que podemos ver a una Emily Blunt que intenta tirar del carro de la película a lo largo de sus 112 minutos de duración. Esta interpreta a una mujer desesperada con algún que otro problema grave de alcoholismo la cual tiene como rutina hacer cada día el mismo viaje en tren.

Un viaje de tortura personal en el que Rachel observa e imagina las vidas de Anna y Megan, esas mujeres que tantos quebraderos de cabeza le traerán en este despropósito de cinta con ansias de thriller. Sin embargo, uno de esos días de stalker-Rachel, esta observa un suceso un tanto extraño en su “idílico” viaje, así que señores, tenemos el plato servido.

Si bien el planteamiento inicial es un tanto simple, es perfecto para construir un thriller psicológico de manual que nos mantenga en vilo -Como paso anteriormente con Perdida, ejem ejem-, pero por desgracia han roto lo que podría haber sido un gran caramelo.

La chica del tren peca de soporífera durante su primera hora de visionado. Eh, pero no os preocupéis, que durante los 52 minutos restantes solamente es aburrida.

Un énfasis absurdamente alargado y tedioso en lo referente al alcoholismo de Rachel es lo que encontramos en su primera hora. Vale que es una parte importante de la trama, pero 1 hora de lo mismo sin ningún aliciente extra, acaba cansando. Además, esta primera hora va acompañada de una explicación insulsa y llana de personajes con un peso importante en la historia, pero que debido al nefasto desarrollo de estos, acaban siendo relleno.

Resultado de imagen de a girl on the train movie

Dejando en el pasado estos problemas de guión y fluidez nos topamos con el detonante de la verdadera trama del film. No os voy a negar que apunta maneras y que podría haber llegado a interesarme, pero que el asunto principal se exponga después de una hora de película y que su posterior desarrollo sea nulo, no es que ayude.

Y aquí es donde radica el segundo gran problema de la cinta. Sus 52 minutos finales, basados en diálogos vacíos que intentan aguantar la película hasta sus 15 minutos finales de lo más olvidables. 15 minutos en los que se soluciona todas las dudas surgidas anteriormente de una manera rápida, simple y nada atractiva.

Esta historia en papel puede haber sido un best-seller, no lo sé. Pero lo que si sé a ciencia cierta es que su adaptación cinematográfica ha pasado sin pena ni gloria confundiéndose entre una TV-movie más de sábado tarde.

NOTA: 4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s